lunes, 24 de noviembre de 2008

Narcótico y palpable


Lunes por la tarde, viento y lluvia al otro lado del cristal. Enfrente una jornada laboral que ni convence ni se impone. Sólo recuerdo ayer...
Un gris cantábrico inundaba paisajes y almas, lo desapacible quedaba afuera empapando las hadas del jardín. En mis manos un cuento, fruto de una cena y de un encuentro. De fondo Ana Caram y su disco Amazonia, porque un domingo gris y abuhardillado en Santander debe hundirse siempre en bossa y sueños con sabor a moca.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Puedes hacer eso, o acercarte a la costa a contemplar el azote de las olas, eh salinas!!!

A.S. Olivier dijo...

¿Y qué ocurre, que sólo puedo hacer una cosa y no las dos en un día?. Por la mañana bossa, café, cuentos, prensa y vigas de madera y por la tarde turbio y enaltecido mar (liencres) y delicioso café en compañía del rey de la salsa robótica. Sé quien eres anónimo, el tiki taka te ha delatado. ¿Has ido hoy a dar una vuelta y has pensado una y otra vez eso de córtemelo fino que lo quiero para sandwich?. ¿Has encontrado las llaves?

Bienvenido Sr. Silva a estos lares.

Hab Dich Lieb

¡ya era hora!

Bardamu dijo...

Qué nostálgico te pones... ¿Te estás haciendo mayor, Sr, Olivier?

Anónimo dijo...

Fin de semana invernal de los que espero carguen las pilas y más cuando uno cambia de prefijo. Bienvenido al tres, es un buen número, a mí me gusta, número perfecto de personas para hacer un viaje, número de deseos que se piden en los cuentos, por ejemplo. Un abrazo

Silva dijo...

Es la pregunta constante que ronda mi cabeza,tiene que ser jamoncito del bueno tratado con mimo...delicatessen, ya tú sabes.Y del juego de llaves tengo todas,sólo me falta la maestra.Voy a darme un garbeo a ver si la encuentro...

A.S. Olivier dijo...

Bardamu: Mi nostalgia es directamente proporcional al número de entradas en tu blog en las últimas 72 horas.
Anónimo: Si el viaje "a tres" tiene como destino Nicaragua y el fin del mismo es llevar mazapán y turrón a las hermanas y primas de Gigí, yo me apunto.
Silva: ¡ qué grande eres! y ¡cuánto te quiero!. Es cuestión de hiperrealismo.

Anónimo dijo...

moca te voy a dar yo a ti...

A.S. Olivier dijo...

Déme moca y lo que Vd. desee porque creo que no era la persona que yo pensaba..